Cuidados de protección de la piel niños jugando y bañándose en verano

Cuidados de protección de la piel niños jugando y bañándose en verano

Cuidados de protección de la piel niños jugando y bañándose en verano

Cuidados de protección de la piel niños jugando y bañándose en verano

Los niños y los adultos pasan mucho tiempo con la piel expuesta al sol durante el verano. La mayoría de las veces, esto es sin problema alguno; sin embargo, cuando no se tiene en cuenta la protección solar adecuada puede llegar a provocar diversas complicaciones dermatológicas. Si deseas que tu hijo disfrute del clima sin preocuparte por los efectos nocivos sobre su piel, entérate de cómo hacerlo correctamente:

Aplicar crema protectora con una protección solar mínima de 15 FPS.

  • Aplicar crema protectora con una protección solar mínima de 15 FPS
  • Cómo aplicar la crema protectora
  • Cómo aplicar la crema protectora a niños

Utilizar camisetas, sombreros, gafas de sol y sombrillas.

Si tienes pensado salir a jugar al aire libre, es importante que lleves ropa protectora. Esto puede ayudar a proteger tu piel para que no se queme o se dañe por el sol.

La crema solar no es suficiente para proteger la piel de los rayos nocivos del sol. Sólo ralentiza el daño causado por los rayos UV si entran en contacto con ella a cualquier hora del día y de la noche; Sin embargo, si se utiliza correctamente (con un FPS superior a 30) evitará que se produzcan más daños con el paso del tiempo, siempre y cuando no haya ningún otro factor implicado en la causa de esta quemadura, como la exposición al agua o las condiciones de viento que podrían causar partículas de arena dentro de sus ojos a través de frotarlos repetidamente sin darles tiempo entre cada vez que se frotan, lo que provoca irritación debido a que luego se vuelven más rojos de lo habitual en lugar de volver a ser blancos porque ya han sido expuestos demasiadas veces sin poder sanar adecuadamente antes de volver a hacerlo la próxima vez, ¡sabiendo muy bien lo que podría suceder mañana por la mañana cuando otra persona decida que quiere otro par también al igual que el suyo podría desaparecer de repente!

Evitar las horas centrales del día (10 am – 4 pm).

Evite las horas centrales del día (10 a 16 horas).

Evita el sol entre las 10 y las 16 horas.

Usar productos sin aerosol ni jabón.

– Utiliza productos sin aerosol ni jabón.

– Pueden encontrarse compuestos irritantes en muchos productos, incluidos los baños de burbujas y el champú.

– Utilizar productos sin aerosoles ni jabones es más seguro para la piel de tu hijo y más fácil de aplicar que usarlos directamente sobre la piel.

En el caso de que durante la actividad física en el exterior comience a transpirar, recuerde hidratarse y reaplicar la protección solar.

Si estás jugando al aire libre, es posible que empieces a sudar. Cuando esto ocurre, es importante mantenerse hidratado y utilizar protección solar.

Si tu hijo está sudando mientras juega o nada con el calor del verano, debe beber agua y aplicarse una crema hidratante con protección SPF.

Con estos consejos aprenderás cómo evitar los daños causados por la exposición solar al cuidar la piel de tus hijos en verano.

Como sabemos, la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Nos protege de sustancias nocivas como las bacterias y los virus, mantiene la humedad en el cuerpo y ayuda a mantener nuestra temperatura interna.

Una persona media pasa aproximadamente un tercio de su vida expuesta a la luz solar, lo que hace que la exposición al sol sea una de las causas más comunes de cáncer de piel. De hecho, se calcula que hasta el año 2020 se diagnosticarán un millón de nuevos casos al año en todo el mundo debido a este tipo de cáncer; por lo tanto, es importante que todos -incluidos los padres- tomemos medidas para protegernos contra esta enfermedad aplicando protección solar con regularidad durante los meses de verano, cuando los niños pueden salir a jugar al aire libre con más frecuencia de lo habitual porque van a la escuela o vuelven a casa después de haber pasado tiempo fuera durante los periodos de vacaciones (por ejemplo, Navidad )

 

Estos consejos te ayudarán a proteger la piel de tus hijos en verano, pero si crees que el problema es más grave y necesitas una consulta o un tratamiento específico para él, no dudes en visitar al dermatólogo.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad